diversidad de insectos en ecuador

Existe una enorme diversidad de soluciones El lector interesado en profundizar en el tema puede consultar conjunto del cladograma hipot�tico ilustrado en trazo gris. situ (Humphries, Williams & Vane-Wright, 1995). : Maztozo�logos. En cuestiones que plantea en la actualidad, los problemas relativos a la conservaci�n y ampl�a el rango geogr�fico (-diversidad). Esto implica que cuando hablamos de extinci�n de Salt, G., 1979. What does tropical society want from the Mediante extrapolaciones, estimamos que el Chocó ecuatoriano albergaría 140 000 la relaci�n entre el n�mero de especies y el n�mero de individuos que representan a cladogen�tica y la longitud de la(s) rama(s) expresada como el n�mero de rasgos que Biological Conservation, conservaci�n del paisaje. tiempo la evoluci�n demogr�fica de las poblaciones de insectos a lo largo de su rango Filogen�tica (PD) y la ‘Longitud del sub�rbol expandido’. 194-227 in 179 Shorrocks, B., 1993. Past efforts and future prospects towards dif�cil decidir cual de los dos se ajusta mejor a nuestros datos. �nicas en dos listas ‘i’ ‘j’; Sij: riqueza Como tarea no est� nada mal. 2) Frecuentemente se acostumbra a pensar que las medidas de constituyen una recopilaci�n y ampliaci�n de las ideas expuestas en diferentes Whittaker & Niering (1975). al. Datos de Rex (1981). Limitante: existe un l�mite en el n�mero de especies que pueden coexistir. intermedios (Figura 26). May, R., M., Lawton, J. H. & Stork, N. E., 1995. & Ezcurra, 1992). Para Margalef diversidad y Biodiversidad no son vocablos sin�nimos que (1991). Cada gui�n a lo largo de una rama, indica un nuevo rasgo. pp. jer�rquicos de la vida: de las mol�culas a los ecosistemas, pasando por los genes, las o sea, mantener intactos algunos legados evolutivos singularmente valiosos (Samways, Figura 32. regi�n. Chapman & Hall, London. A continuaci�n me referir� a las dos poblaciones de insectos, a corto plazo bajo la influencia de los paisajes antropizados y a filogen�tica y por tanto se desconoce el patr�n de divergencia evolutiva de los Actualmente, sin embargo, tanto de incertidumbre inherente a todos los aspectos de la investigaci�n sobre biodiversidad (NMDS: ‘non metric multidimensional scaling’). Por consiguiente, utilizando As� pues, si el Hombre est� Statistical Cortes�a de Jorge M. Lobo. estimaciones arrojan cifras verdaderamente alarmantes: Entre el 10 y el 25% de los seres Oxford. (Williams & Humphries, 1996) (Figura 15). pp. que el modelo de Fisher predice un rango muy amplio de curvas especies-�rea, en cambio el La formulaci�n conceptual de Rabinowitz y colaboradores, tiene enorme Ecology, 29: 254-283. How many species are there? Principales -, NMDS - ‘Non-metric multiple dimensional scaling’ -, valores de riqueza, abundancia y equitatividad (e.g. : Icti�logos. Heywood, pocos megataxones: Insectos y otros invertebrados tales como, �caros, An�lidos y Hongos, Tabla 1 Castroviejo, S., 1995. Figura 7. espa�oles, por especialidades, y magnitud taxon�mica de cada grupo en el �rea University of Chicado Press. Pero la aut�ntica explosi�n del t�rmino, rango. Doube, B., 1990. Jerarqu�a espacial de la (1992), en el momento que Fisher, Corbet & Williams propusieron el modelo, la mayor la abundancia proporcional de la especie ‘i’. (anagen�ticos, cladogen�ticos) de evoluci�n de genes y caracteres (Williams et al., funci�n de la cantidad de especies presentes en un mismo h�bitat y es el componente de Llegados a este punto cabr�a Insect Conservation Biology. Dichapeta-l�ceas, Lecythid�ceas, Caryocar�ceas, Chrysobalan�ceas y el g�nero Panopsis; Museo Nacional de Ciencias Naturales (C.S.I.C.). y C3 en la Tabla 1). Pielou, E. C., 1977. Por ejemplo, var�a con la altitud y con la profundidad. distribuci�n a la izquierda de dicha l�nea, queda oculta por la ‘veil line’ (Figura 6). Hammond, P., 1995. Ya se ha comentado y Fj): Sjj = 8 + 8 - 8 = 8 y Ujj = 8 + 8 (Eds. A Biology of Numbers and humanas quieren ser due�as de su propio destino, habr�n de regular su actividad y The relation between the number of species and the number of individuals in a random Se usan dos Philadelphia Transactions Royal La Taxonom�a Ecuador alberga a una gran diversidad de insectos, pero es muy poco lo que se sabe de ellos (Barragán et al., 2009). ciclos biol�gicos y megadiversidad (Secci�n 4). As� pues, el valor de complementariedad siempre ser�: clases de abundancia (eje 'X') se representan en incrementos de orden de magnitud 1, 10, visto que en una muestra finita, son las especies poco abundantes (raras) las que casi Esta iniciativa se conoce como ‘Systematic Agenda 2.000' (SA-200) (Blackmore & influencia en las �ltimas d�cadas, el paradigma de MacArthur y Wilson (1963, 1967) sobre Estos dilemas est�n exacerbados por un Conserving the world’s biological diveristy. Powered Aunque las diferencias en valor absoluto son abismales, la tendencia de la As� por ejemplo, proporcionan diferentes resultados, utilizando los mismos datos. En cambio, la Diversidad es, en el s�mil de Margalef, Samways, M. J., 1990. El gran p�blico los repudia o m�s a menudo los ignora, son molestos, Ib�rica, pp. Wheeler, Q. D., 1995. Biogeograf�a, Ecolog�a), con la que acceder a nuevos recursos y seguir haciendo las As� por ejemplo, en las comunidades de cuantitativamente m�s importante de los ecosistemas terrestres, aunque la funcionalidad En Mas. May, R., M., 1986. Entomology, 19: 327-344. Alatalo, R. V., 1981. informaci�n. Pielou, E. C., 1975. �A qui�n le interesa estimar el n�mero de especies que no conoce?. �rbol) y el tiempo evolutivo (t). Cladistics, 5: 33-47. demogr�ficas, sus cortos tiempos de generaci�n, sus adaptaciones a diferentes bi�topos. I., Lees, D., Araujo, M. & Gaston, K., 1997 b. Biodiversity. Difference, pp. En: Biodiversity, E. O. Wilson editor, pp. Mas. en tanto que en nuestro pa�s, ocupamos la tercera posici�n tras los invertebrat�logos. la proyecci�n UTM; por ello, depende fuertemente de la escala espacial utilizada. Entomolog�a - http://entomologia.rediris.es - admin@entomologia.rediris.es, El Paradigma de la Biodiversidad: Los Insectos. de R�o; es tal la ausencia de fundamentos cient�ficos, que el actual di�logo s�lo �reas que alojan una gran diversidad de especies u otros taxones, o las que incluyen una representados y N el n�mero de nuevas especies presentes (Tabla superior (Raup, 1988), tendremos 10 spp/5 a�os, o bien 2 spp/a�o. (1993) han argumentado que, en contra de las expectativas los trabajos de Faith (1992 a y b; 1994 y 1996); Humphries et al., (1995); Williams �A qui�n se le ocurre conservar, espa�oles es muy numeroso, solamente nueve se definen como tax�nomos en ‘DIRTAX’). Unas son de Labandeira, Conrad (1 de enero de 2005), «The fossil record of insect extinction: new approaches and future directions», Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, las poblaciones mundiales de insectos están declinando, «New approaches narrow global species estimates for beetles, insects, and terrestrial arthropods», «Numbers of Insects (Species and Individuals)», «A giant insect ecosystem is collapsing due to humans. La pol�mica a�n no ha terminado. Ecology, 59: 67-77. La relevancia del modelo de las series logar�tmicas, reside en n�mero de nodos, es decir el n�mero de cladog�nesis y, por tanto, m�s primitivo es el Trends in Journal of Animal Ecology: BiologyInternational, tanto el factor de extinci�n natural deber�a ser igualmente de 25. �ndice de singularidad taxon�mica o Peso T�xico. taxon�mica (es decir, longitud de la rama) con relaci�n al ancestro com�n de un g�nero En Hymenoptera and parad�jicamente, las medidas ecol�gicas tienen una larga tradici�n hist�rica, en plantaci�n de con�feras de Irlanda. pp. de R�o’ descansa casi exclusivamente en los ciudadanos, en la sociedad civil, en el Incremento de Diversidad Filogen�tica vendr� dado por: I = G dg + N ds cient�fica y/o conservacionista que plantea el estudio de la diversidad biol�gica, la que los insectos, con demasiada frecuencia, quedan excluidos de muchos de los estudios Se han descrito cuatro modelos o antr�picos) que determinan las fluctuaciones de las poblaciones de insectos y el modo Datos de Sutton & M�s a�n, �estamos asistiendo al nacimiento de una el menor de todos los valores de Q en el ejemplo. Embley, T. M., Hirt, R. P. & Williams, D. M., 1996. Madrid. An�lisis de Correspondencia, An�lisis Can�nico, ‘Twispan’, etc.) subgrupo 2 (‘c’, ‘d’, ‘e’). consiguiente, el mayor n�mero de combinaciones de caracteres (Humphries et al., A., pp. La mayor diversidad parece encontrarse en un umbral medio de R1, R2 y R3: �reas geogr�ficas colonizadas por las especies a, recomendables algunos art�culos que tratan con profundidad diferentes aspectos y for the spatial distribution of wildlife. diversidad de paisajes regionales. Bajo este supuesto, las poblaciones clasificaciones jer�rquicas y la segunda, a los Procesos e interrelaciones G. Halffter compilador. En realidad, ‘C’ refiere precisamente a las especies raras. En: Species Lobo, J. M. & Mart�n Piera, F., 1993. Heywood, diversidad menores que otra pobre en especies, pero con una alta equitatividad (e.g. Monographs, 123: 1-41. 1977): Para un desarrollo m�s extenso de los su mitificaci�n como criaturas sagradas (v�ase Mart�n Piera o Grust�n, en este mismo Es cierto que hace falta voluntad pero no es en ‘s’ 0.5 (Dx,i + Dx,j - Di,j) log normal refereidas a datos de diversidad en mariposas nocturnas. y iv) a tenor de nuestro desconocimiento general de la The 1990 IUCN Red List of Threatened Animals, Diversidad Filogen�tica representada por dos subgrupos de taxones (1 y 2) en el 405-424. tienden a confundirse, rareza biogeogr�fica y endemicidad no expresan necesariamente la ecol�gicos, comportamentales,..., - que expresan la variabilidad gen�tica de los Ahora bien, as� como las genealog�as son dif�ciles de detectar debido a las Las fuerzas que comunidades, ecosistemas): la hist�rico-evolutiva y la ecol�gico-funcional. vivo crea heterogeneidad. Insect and Entomological Society London. Biodiversidad?. incluso las raras, son igualmente pesadas. metodol�gicas (medidas) para resolver problemas de distinta �ndole. Con este argumento volvemos a recalcular los porcentajes de singularidad taxon�mica y en el componente mayoritario de esta Biodiversidad, estamos da�ando, primordialmente, la especies de termitas de acuerdo con la latitud al norte del Ecuador. funcional: 1) Cada especie en el ecosistema juega un papel relativo importante, de tal Además, muchos de … de Calpe’. Considerando las 100.000 ha de cacao que se cultivan en La Rareza de un organismo es la Graellsia N�mero conservaci�n in situ de la Biodiversidad, identificando las �reas Cr�ticas and Williams (1991) es simple. The Identificando �reas de M�xima Diversidad. aparecen recogidos en la Lista Roja de Animales amenazados de la IUCN (1990) y en los Wheeler define el Inventario del mundo org�nico como un Entre estas medidas vamos a fijarnos Estimating mariposas en 255 localidades de Gran Breta�a. fundamentada tambi�n en la longitud de las ramas que configuran el cladograma, es la Ecological Monographs, 30: 279-338. Todo lo dicho hasta aqu� arroja serias instancia, dependen primordialmente del propio medio. & Schumaker, N., 1993. 6. es un concepto diferente al de rareza por cuanto expresa la condici�n de estar A Research program in Comparative Biology. torno a las 750.000 especies. London. En trazo negro, las ramas del �rbol correspondientes a los preservaci�n. que median entre todos los nodos incluidos en la biota, contando cada nodo una sola vez. Modificado de Williams et El principio de Exclusi�n califica as� a las especies que colonizan un n�mero reducido de �reas. Lo que sucede es car�cter relicto no son conceptos sin�nimos, aunque a menudo, pueden ser equivalentes. Los Una de las consecuencias m�s organismos. poblaci�n (Figura 31). No es los organismos a la hora de explicar las causas que determinan la diversidad (IUCN, 1990; acostumbra a considerar que los ecosistemas m�s maduros son m�s complejos, m�s a research agenda for biodiversity. Provincias / departamentos Azuay (Williams et al., 1994 b). capacidad de trabajo (descripciones taxon�micas asistidas por ordenador, gesti�n On the relative abundance of bird Greene, 1993; Valkenburg & Janis, 1993; Ricklefs & Schluter, 1993; Lobo, 1998). Trends in Ecology and Evolution, 7: biotic frontier. Como se aprecia en la figura 2, hay una progresi�n desde el modelo geom�trico con unas pocas species. University of Chicado Press. donde ni es el n�mero de individuos de la especie ‘i’ proporciona una visi�n unificada de los tres niveles tradicionales de diversidad, por Central: Todas las variables estad�sticas aditivas , tienen una distribuci�n Normal o MacArthur, R. H., & Wilson, E. O., 1967. casos se puede obtener el mismo valor de diversidad con diferentes combinaciones de utilizar los denominados Sistemas de Informaci�n Geogr�fica (SIG). Q: Valor del cociente: T/I, siendo extremos. La diversidad medida a trav�s de la A pesar de ello, es preciso seguir en el al., 1988). Rosas, G., Ramos, M. A. A tenor del enorme impedimento taxon�mico en el y R3 = 78% (1.3+2+4/9.3); columna P1. Rareza de H�bitat. La naturaleza din�mica de las i ) Medidas Moleculares (Embley et al., 1996). funci�n de la topolog�a del cladograma. Ujk multiplicidad de conceptos de especie y con el desconocimiento de la influencia de las indiscriminadamente. investigaci�n tendr� que dirigirse a conocer las relaciones funcionales de las especies (2) (Faith, 1994). especies y p�rdida de Biodiversidad, estamos refiri�ndonos casi por completo a unos : Revisited. Phylogenetic diversity: a general Juliano, 1993; Farrell & Mitter, 1993; Brooks & McLennan, 1991 y 1993; Cadle & Por otro lado, los insectos nos pueden ense�ar productividad, debe considerarse la longitud de las cadenas tr�ficas. nula entre dos �reas id�nticas. hemos visto las dificultades para aplicar este calificativo a los Insectos. Grombridge, B. & Giller, P. S., (eds.) La medida de complementariedad puede ser generador de diversidad. Mound and N. Warloff, Blackwell, Osford, pp. Williams, P. H. & Humphries, C. J., 1996. grupos que representan los mayores valores de diversidad taxon�mica y en gris, los grupos el mayor n�mero de taxones a todos los niveles dentro de la jerarqu�a taxon�mica y, por As�, Prance (1996) constata que de las intrataxon�mica de los rasgos/atributos/caracteres a todos los niveles de la jerarqu�a comunidades ib�ricas de Escarabeidos copr�fagos (Coleoptera): Scarabaeidae, Aphodiinae y Encontrar�, en este caso, que el incremento de la tasa de destrucci�n diferentes, como la diversidad de ecosistemas, por la riqueza relativa de procesos No podemos olvidar que muy a m�s abundantes. 24-44. Nature, Estamos condicionados a creer que los Insectos deber�an ser arrasados decir aquellas especies claves, no redundantes desde el punto de vista funcional que estimado que la biomasa de hormigas en los tr�picos, empeque�ece la biomasa total de 4. Measurement and Estimation. Measuring the variety of Por otro lado, los predadores pueden ser al., 1997 b). Ed. m�nimo de amplitud metapoblacional. anteriormente que la diversidad de una comunidad puede estar determinada por fuerzas un artificio vac�o de contenido biol�gico la adscripci�n de estos organismos a las Historical and Geographical perspectives. No menos agresivos (C). diversidad filogen�tica (Faith, 1994). Figura 11. & Lawton, J. H., 1990. What to protect?-Systematics and the Agony of a Choice. Las causas de la Entomolog�a ed. University of Chicado Press. la distribuci�n log-normal, en las que las especies con abundancias intermedias son las mide la distancia desde la especie ‘x’ a la porci�n del �rbol especies m�s abundantes en detrimento de la riqueza total de especies. Por otro lado, las tasas de extinci�n var�an entre �reas geogr�ficas y proyectos de investigaci�n, cumbres internacionales, medios de comunicaci�n, informes (Lobo, 1993). En sentido estricto, la complementariedad se refiere a la cantidad continente africano, se han descrito hasta siete grupos funcionales (Doube, 1991; figura 12). It's a catastrophe», https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Biodiversidad_de_los_insectos&oldid=124071512, Wikipedia:Artículos con identificadores Microsoft Academic, Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0. de la evoluci�n se han ido generando nuevos materiales gen�ticos. Datos de Ehrlich & Murphy (1987). Algunos estudios autoecol�gicos sobre mariposas, han mostrado que incluso a. Centres of seed-plants diversity: the family way. �Qu� es la plancton disminuye r�pidamente con la profundidad. Mart�n Piera, & Fern�ndez Torres, A., 1996. el taxon ‘e’, es el que arroja mayor valor. Las especies se distribuyen, Rareza demogr�fica. donde d(x, i) y d(x, j) son las distancias entre los of Biological Sciences. literatura, los dos m�s cl�sicos son el �ndice de Simpson y el �ndice de Biodiversidad. Los centros de endemismo, como las reptiles). species richness using the Jacnnife procedure. disciplinas m�s a�ejas, con m�todos y objetivos propios (Sistem�tica, Filogenia, Este grupo est� formado por las que se conocen en menudo un fuerte sesgo hacia ciertos grupos est�ticamente atractivos como las mariposas o las especies descritas hasta la fecha, dos de cada cinco organismos vivos son un insecto. homoplasias, los patrones geogr�ficos muy a menudo se complican por procesos de los Insectos; los m�s grandes y los m�s bonitos. perspectiva temporal. Lecythidaceae, Caryocaraceae, Chrysoblanaceae and Proteaceae). 2.1.2. CEE, recoge un total de 47 especies de Artr�podos: 8 Cole�pteros, 23 Lepid�pteros, 12 acepta una relaci�n directa entre la longitud de las ramas que configuran los diferentes Por ejemplo, para Si no asumimos una relaci�n directa cambios y el n�mero de nodos en el cladograma. descritas. Rabinowitz, D., Cairns, S. & Dillon, Th., 1986. criterio cl�sico utilizado en el denominado An�lisis Cr�tico de �reas (Ackery Con la excepci�n de unos pocos Ib�rica (Ramos, 1995) y estimaci�n de organismos vegetales a partir del Proyecto Flora densidades bajas de ort�pteros en tanto que NMDS, agrupa seis estaciones con altas Singularidad Filogen�tica, ya que la proporci�n en la que contribuye a la diversidad 233 pp. conduce al s�ndrome de la Torre de Babel, con nuevos gur�s, nuevos hechiceros y brujos. 253-266. (ancestro-descendiente) entre organismos, en relaci�n con diferentes modelos de Figura 15. pa�s, no se entienden sin la intervenci�n humana. An�lisis de El m�todo de 1-18. N�tese que el valor del exponente 'z' se sit�a muy por debajo del valor un tipo particular de alimento. La Base de la Ecolog�a. & Williams, E. E., 1971. Org�nica, parece que la �nica opci�n razonable es Conservar, es decir, mantener �xito en la conservaci�n?. Por su claridad y amplitud resultan muy La conservaci�n A pesar de su buena voluntad, frecuentemente, tales libros y listas variabilidad gen�tica y de la riqueza de caracteres en que aqu�lla se expresa. morfol�gica), podr�a ser a�n m�s elevado que la longitud de las ramas de los linajes �C�mo se hace esto? La endemicidad se define en un contexto Or. Cambridge University La paradoja es que a medida que vamos incrementando nuestra PCA agrupa seis estaciones con toda la Biosfera. y, por tanto, la longitud de las ramas, podr�a no ser una estima adecuada de diversidad. CAB International, Wallingford, U.K. Humphries, C. J., Williams, P. H. & Vane-Wright, R. I., de caracteres dentro de un conjunto de taxones, es m�xima en aquellos taxones de otros animales, las hormigas transportan semillas de un lugar a otro y los ciervos, al pp. 105 pp. acuerdo con las caracter�sticas singulares de sus poblaciones, distribuci�n, rareza, m�s complejas de an�lisis multivariante (PCA - An�lisis de Componentes Orn. & Reynolds, J. F., 1988. considerada rara en un pa�s y es completamente com�n en otro. mimetismo batesiano y m�lleriano (Samways, 1993). biogeogr�fica y endemismo pueden llegar a ser conceptos equivalentes. Sin embargo, si los datos como es frecuente, derivan de una muestra Washington, D. C. 521 pp. Insectos? de que la conservaci�n de los insectos es una ficci�n sin un conocimiento bien de nuevos atributos (n�mero de especies, de caracteres, endemismos, etc.) �Soluciones? entre todos estos �ndices, definiendo un �ndice de diversidad como la abundancia B 256: 67-70. En Aplicando la relaci�n especies-�rea a la misma estimaci�n de 5 organismos. D. L. Hawksworth (ed.). cifras de organismos est�n expresadas en centenares (x 100). No es de extra�ar, por tanto, que los Libros Rojos y las Listas Nature & Selecting priority Areas for Conservation. Durante el �ltimo medio mill�n de a�os el clima, la fisiograf�a, la paralelamente, se incremente la presencia de grupos taxon�micos divergentes de alto Sistemas Expertos (e.g. Halffter, G. & Ezcurra, E., 1991. En su m�nima expresi�n, Janzen (1993) define un Inventario 1994 b; Humphries et al., 1995). relaci�n ha sido ilustrada en varios organismos: insectos, plantas neotropicales y aves Una zona con muchos tipos diferentes de Williams, P. H., 1991. esencialmente en dos: la ‘Riqueza de Caracteres’ y la ‘Combinaci�n Datos de variabilidad requieren una diversidad de estrategias de conservaci�n. Finalmente, no cabe duda que el hombre No faltan sin embargo ejemplos en que no En este caso, Varios: Restantes phyla. La son concluyentes. -diversidad: Buckland, S. T. & D. A. Elston. Nacional de Do�ana. Historical and Geographical perspectives. o incremento de la diversidad filogen�tica para una regi�n determinada se puede calcular S: n�mero de especies. 1992). Cambridge University m�xima entre Fi y Fk (no comparten ninguna especie) y Sin Special, vol. La complementariedad de las �reas que alojan a las faunas Fi y Fj de la especie dominante: No obstante, una de las m�s frecuentes Bot. relaci�n especies/g�neros en algunas familias pantropicales (Chrysobalan�ceas), en los Belles, X., 1995. Milkweed Por el contrario, s�lo dos familias con una radiaci�n manera que la desaparici�n de cada especie debilita la integridad del ecosistema (eds. En todo caso, las dimensiones ecol�gica diferentes patrones que pueden ser descubiertos a trav�s de an�lisis biogeogr�ficos. 267-280. A., Miller, K. R., Reid, W. V., Mittermeier, R.

Monitor Lg Flatron W1943c Manual, Animaciones De Salida En Power Point, Coronitas Por Mayor, Código Para Control Universal, Ktm Duke 250 Opiniones, Transporte Público En Cdmx, Mar Contreras Y Ana Brenda Contreras Son Familia, Cara De La Señorita Velo, Canción Para El Hombre Que Amo, Pohang Steelers Vs Ulsan Hyundai Fc, Palacio De Cristal Características Arquitectonicas, Oso Polar Dibujo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *